Cirugía del quemado y sus secuelas

La cirugía del quemado es casi una subespecialidad en sí misma. Su objetivo es reconstituir la integridad de la piel quemada y tratar las secuelas funcionales y estéticas de la zona lesionada. El amplio abanico de técnicas quirúrgicas disponibles, hace que sea necesaria una entrevista médica completa para que podamos asesorarte.

Si te has quemado, y tu quemadura no se ha resuelto aún, o si presentas secuelas de una quemadura crónica o antigua, pide una cita con el doctor. Dada su amplia experiencia en este campo, el Dr. Bonastre estará encantado en valorar tu caso de forma individualizada. Las secuelas más habituales suelen incluir cicatrices duras e inelásticas (bridas) que impiden una correcta movilización a nivel del cuello, la axila o la ingle. También son comunes las cicatrices retráctiles que deforman las aperturas naturales de la cara: boca, ojos, orejas y nariz. Las quemaduras en el cuero cabelludo producen áreas de alopecia que también se pueden tratar con éxito. Sea cual sea la secuelas que presentas, es muy probable que podamos mejorar tanto su aspecto como la incapacidad que te produce.